Desde 1951 difundiendo el conocimiento dermatológico


Volumen 56 - Nº 5 - Sept.-Octubre 2006- Págs.167-207
  • Trabajos originales

    • Nueva Clasificación FPS Productos Europeos - Límite Superior. Recomendación COLIPA # 11, Junio 2002. Su aplicación obligatoria 2006 (págs. 167-168)

      Fernando M. Stengel

    • El color de la piel. Algo más que "una gota de pigmento..." (págs. 169-175)

      María Lapadula y Fernando M. Stengel

      El color de la piel está determinado por relaciones complejas entre los genes y sus productos, mutaciones celulares al azar y su interacción con el medio ambiente. En la evolución de la raza humana, el color de la piel ha seguido un patrón adaptativo que ha permitido a los seres humanos sobrevivir en diferentes condiciones climáticas y asegurar su continuidad como raza. La vitamina D y el ácido fólico han jugado un rol preponderante en este sentido, siendo factores determinantes en la formación de las distintas variaciones del color de la piel. No debe interpretarse al color de la piel solamente como una característica racial o como un mecanismo de fotoprotección, sino más bien como el resultado de múltiples cambios evolutivos asociados al crecimiento de la especie humana a través de milenios.

      Descargar PDF
    • Hidroarsenicismo crónico. Comentario de casos diagnosticados en el IHospital Independencia de Santiago del Estero en el período 1998-2005 (págs. 177-183)

      Susana Mercado de Scaglione y Mariana Llapur

      En el período comprendido entre los años 1998 a 2005 se diagnosticaron 33 enfermos con hidroarsenicismo crónico regional endémico (HACRE) en el Servicio de Dermatología del Hospital Independencia de Santiago del Estero. Todos contrajeron la enfermedad en su lugar de origen por el consumo de agua contaminada. Las queratodermias palmoplantares, epiteliomas y melanodermias son las lesiones mas típicas. Predomina el sexo masculino en un 58%, con una edad promedio de los pacientes de 58 años.

      Descargar PDF
    • Frecuencia y asociación de los criterios menores dermatológicos de Hanifin y Rajka en pacientes pediátricos con dermatitis atópica (págs. 185-190)

      Jenny Valverde-López, Oscar W. Tincopa-Wong y Luis Tincopa-Montoya

      La dermatitis atópica (DA) es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel frecuente en la infancia; se manifiesta por prurito, curso crónico y recidivante, inicio a edad temprana, muchas veces asociada a otras enfermedades atópicas como asma y rinitis alérgica. OBJETIVO: Determinar la frecuencia y asociación de criterios menores (CM) dermatológicos de Hanifin y Rajka en pacientes pediátricos con diagnóstico de dermatitis atópica. PACIENTES Y METODOS: Estudio prospectivo, descriptivo de casos y controles. La muestra estuvo constituida por 74 pacientes con DA y 74 controles, cuyas edades fluctuaron desde los 3 meses a los 12 años, atendidos entre el 2 de enero del 2002 y el 20 de diciembre del 2003. RESULTADOS: El 54,1% de pacientes con DA fueron menores de 2 años de edad; en los controles el 12,2%. No hubo predominio con respecto al sexo. En la evaluación de la frecuencia de los CM en los pacientes con DA se observó: inicio a edad temprana en 60 casos (81,1%), xerosis en 55 (74,3%) y prurito con el sudor en 50 (67,6%). Se encontró asociación en 10 de los 21 CM estudiados. CONCLUSIONES: Predominó el grupo menor de 2 años (54,1%; p<0.01). Los CM más frecuentes en pacientes con DA fueron: inicio a edad temprana, xerosis, prurito con el sudor, intolerancia a la lana y detergentes y predisposición a infecciones cutáneas. Se encontró asociación en 10 de los 21 CM estudiados: inicio a edad temprana, pliegues cervicales anteriores, xerosis, hipersensibilidad a alimentos, predisposición a infecciones cutáneas, palidez facial, dermografismo blanco, prurito con el sudor, intolerancia a la lana y detergentes y acentuación folicular.

      Descargar PDF
    • Melanoma subungueal originado de melanoniquia longitudinal (págs. 191-194)

      Sergio Gabriel Carbia, Verónica Maiah, Roberto Glorio y Juan Vogel'

      El melanoma subungueal es infrecuente. Debido a que su diagnóstico es complejo cuando se origina de una melanoniquia longitudinal previa (usualmente provocada por un nevo melanocítico subyacente), enfatizamos la importancia del conocimiento de sus diagnósticos diferenciales. Presentamos un caso de melanoma subungueal originado de una melanoniquia longitudinal previa que afectaba el dedo gordo del pie. Destacamos la importancia del seguimiento clínico y dermatoscópico de toda melanoniquia longitudinal así como la relevancia de una precoz biopsia ante la aparición de cambios en su forma o pigmentación.

      Descargar PDF
  • Mire...Piense...y Haga su diagnóstico

  • Forum de residentes

  • Tapa

;